Fibra de carbono

Fecha:
Categoría: Innovación
"La fibra de carbono pesa un 50% menos que el aluminio, pero es tres veces más resistente, y cuenta con la relación resistencia/peso más alta de todos los materiales."
1/1

Ligera como una pluma y más resistente que el acero, la fibra de carbono es un material de vanguardia

Desde los coches deportivos y las bicicletas hasta los aviones y los yates, la fibra de carbono es sin duda el material más revolucionario de nuestra época.

Si bien la fibra de carbono es sinónimo de vanguardia, el origen de este material creado por el hombre se remonta a finales del siglo XIX. Se cree que fue Thomas Edison, inventor de la bombilla incandescente, quien creó la primera fibra de carbono comercializada. En 1879, antes de la invención de la bombilla de tungsteno, Edison fabricaba los filamentos de sus bombillas con hilos de algodón o láminas de bambú, cortadas para obtener la forma necesaria, y calentadas al horno a temperaturas muy elevadas. El algodón y el bambú están conformados principalmente por celulosa, un polímero natural rico en carbono, por lo que los filamentos se carbonizaban y dejaban una copia exacta con las proporciones originales del material inicial. Obviamente, la calidad de la fibra de carbono que resultaba de este rudimentario proceso ni se acerca a la de los composites de fibra de carbono modernos.

La fibra de carbono pesa un 50% menos que el aluminio, pero es tres veces más resistente, y cuenta con la relación resistencia/peso más alta de todos los materiales. Gracias a estas propiedades únicas, la fibra de carbono ha remplazado a las aleaciones tradicionales en numerosas aplicaciones.

Reconocible inmediatamente por su formación "trenzada", el tejido específico o patrón del carbono afecta al rendimiento del material. Según la forma y la función requeridas para el componente de fibra de carbono que se desea fabricar, es necesario considerar factores como la fuerza direccional, la rigidez torsional, la rigidez lateral y otras propiedades mecánicas específicas que dependen del tipo de tejido de carbono que se elija.

Hublot es una de las pocas manufacturas relojeras con la capacidad de fabricar tanto cajas como componentes del movimiento en composites de fibra de carbono, ya que el material reacciona de manera distinta a las aleaciones tradicionales y requiere herramientas y operaciones de manufactura diferentes.

El tipo de fibra de carbono que se utiliza en aplicaciones como componentes de relojes es en realidad un polímero reforzado con fibra de carbono, en el que láminas comprimidas de fibra tejida se moldean para obtener la forma deseada y luego se les inyecta un polímero vinculante, generalmente resina epoxi.

Con numerosos desarrollos patentados, como el engaste de piedras en fibra de carbono y nuevos composites de fibra de carbono con color, Hublot no cesa de reinventar este material de la era espacial.

Artículos relacionados