Ultra-Thin

Fecha:
Categoría: Innovación
“La creación de relojes ultrafinos es un arte en sí mismo que requiere una pericia extrema para manufacturar un movimiento excepcionalmente pequeño e introducirlo después en su reducida caja.”

Un toque de estilo y elegancia en el Arte de la Fusión

En el mundo de los relojes mecánicos, nada es más elegante que un reloj ultrafino. La creación de relojes ultrafinos es un arte en sí mismo que requiere de una pericia extrema para manufacturar un movimiento excepcionalmente pequeño e introducirlo después en su reducida caja.

Si bien no existe una definición oficial relativa a las dimensiones necesarias para calificar como reloj ultrafino, en general se considera que para serlo el reloj debe ser proporcionalmente delgado respecto al perfil de la caja.

Desde un punto de vista técnico, la creación de movimientos ultrafinos requiere el diseño y desarrollo de nuevos movimientos en los que tanto la arquitectura como el grosor de los componentes individuales se ajusten a una altura general mínima. Esto puede suponer un gran reto, ya que el movimiento debe ser delgado sin disminuir la robustez y la precisión como resultado del uso de piezas más delgadas y delicadas.

La labor de creación de relojes ultraplanos se hace incluso más complicada al añadir funciones y complicaciones a la ecuación, incluyendo calendarios, indicaciones de reserva de marcha, cuerda automática, e incluso escapes de tourbillon.

La manufactura Hublot utiliza técnicas de fabricación y maquinaria vanguardistas para crear componentes para movimientos ultrafinos con una precisión de una micra que permiten una infinidad de posibilidades en el diseño e implementación de movimientos.

Artículos relacionados