Pruebas de hermeticidad y cronometría

Fecha:
Categoría: Innovación
"Nos aseguramos de que todos los relojes Hublot funcionen a la perfección."
1/5
2/5
3/5
4/5
5/5

La garantía de que cada reloj Hublot funcione de manera impecable.

Para garantizar que cada reloj producido por la manufactura funcione de manera óptima, Hublot somete todos sus relojes y movimientos a exigentes pruebas.

Hermeticidad

Para verificar la hermeticidad de un reloj, primero se toman las cajas ensambladas, sin el movimiento, y se someten a una prueba de "presión húmeda", que consiste en introducirlas en una máquina que simula la presión bajo el agua a diferentes profundidades, generalmente entre 5 y 10 bar. En el caso de relojes como el Oceanographic 4000, que ostenta una profundidad mucho mayor, se necesita una máquina específica para simular la presión existente a 4.000 metros bajo el agua.

Tras la primera ronda de pruebas de hermeticidad, las cajas son sometidas a una prueba de humedad. En una "bandeja caliente" especial, las cajas de los relojes son colocadas sobre discos metálicos precalentados a una temperatura de 55˚C, e inmediatamente después son enfriados rápidamente hasta alcanzar unos 15˚C. La presencia de condensación en la cara interior del cristal de zafiro indica que la caja tiene una fuga o hay presencia de humedad en su interior.

Una vez superadas las pruebas, las cajas regresan al departamento de ensamblado para ser equipadas con sus respectivos movimientos. Finalmente, se realiza una última prueba de hermeticidad en un vacío de alta tecnología. Esto permite no solo determinar si hay una fuga o punto débil, sino también cuál de los componentes es el responsable.

Cronometría

Una vez ensamblado en su totalidad por el relojero, el movimiento pasa al departamento de Cronometría. Allí, los movimientos se ven sometidos a una serie de pruebas. En primer lugar, se da cuerda a los relojes durante aproximadamente dos horas, y luego se les permite funcionar en una posición fija durante 45 minutos. Esto permite verificar que la marcha del movimiento es regular durante las pruebas.

Puesto que la muñeca se mueve constantemente en diferentes direcciones, los relojes son sometidos a pruebas en un total de 6 posiciones distintas, simulando los movimientos del brazo y la muñeca con el fin de determinar la cadencia del movimiento, así como su latido y amplitud.

Finalizadas las pruebas en las 6 posiciones distintas, se analizan los resultados y el relojero puede así determinar la cadencia media diaria del reloj. Según los estándares de Hublot, la cadencia aceptable para un movimiento es de 0 a +10 segundos de diferencia diarios. Si se adelanta más de 10 segundos diarios, o se atrasa, el movimiento es devuelto a los relojeros para ser calibrado o ensamblado de nuevo, con el fin de garantizar que todos los relojes Hublot funcionen a la perfección.

Artículos relacionados